La encuadernación en la Edad Media

91 661 30 30
La encuadernación en la Edad Media

La encuadernación de libros en Alcobendas es una actividad que puede llegar a considerarse un auténtico arte. Los libros han sido tanto los principales instrumentos de transmisión de conocimientos a lo largo de la historia como objetos de lujo. En muchos casos, la encuadernación, la tipografía o el soporte elegido le conferían esa suntuosidad y lo convertían en obra de arte.

La producción de libros en la Edad Media se remonta a la consolidación de los monasterios. En ellos los monjes copiaban libros de la antigüedad en pergamino, creando códices. A la hora de encuadernar los códices solía utilizarse cuero y se decoraba con estampados en seco. También era usada la madera, sobre la cual se disponía cuero o terciopelo, según el destino del libro.

Pese a que no verás esos materiales en la encuadernación de libros en Alcobendas hoy en día, en la Edad Media las encuadernaciones de orfebrería, llamadas también de altar, eran habituales en los libros litúrgicos. Tampoco era raro el uso del marfil, la plata y las piedras preciosas talladas en estos.

Con la llegada de la Baja Edad Media, en torno a los siglos XI y XII, la demanda de libros aumenta gracias a aparición de las primeras universidades. Ahora empieza a usarse tela o piel a modo de forro, que podía ir cosida a la encuadernación, para evitar el desgaste.

Conforme nos acercamos al final de este período, las encuadernaciones se vuelven más artísticas. Surgen bordados con piedras preciosas y se usan metales para proteger las partes más débiles de las encuadernaciones. Estos apliques de metal solían ser de hierro e incluso oro con relieves, aumentando así la decoración de los volúmenes.

Los libros han sido objetos valiosos desde hace siglos y desde Copias Cosmar nos ponemos a tu servicio. Nuestro buen hacer y experiencia son nuestras principales señas de identidad.

haz clic para copiar mailmail copiado