Los tipos de encuadernación

91 661 30 30
Los tipos de encuadernación

En nuestra empresa de encuadernación de libros de Alcobendas queremos ponértelo muy fácil y te ayudamos a escoger el tipo de encuadernación que mejor se adapte a tu proyecto. Te resumimos a continuación en qué consiste cada una.

Empezamos por la encuadernación rústica cosida, que es la más habitual y es también conocida como de tapa blanda. El contenido se agrupa en cuadernillos de hojas unidos por un hilo vegetal y pegados a la tapa. Esta viene siendo una cartulina gruesa que abarca portada, contraportada y lomo. Puedes consultar a nuestros especialistas de encuadernación de libros de Alcobendas sobre todos los materiales que tenemos disponibles.

La encuadernación en tapa dura o cartoné se considera la más lujosa. Como tapa utilizamos un cartón rígido que puede estar forrado por papel impreso, tela u otros materiales. El interior se une a ella a través de unos dípticos de papel que reciben el nombre de guardas. Si buscas un impreso que perdure en el tiempo esta es tu mejor elección.

En la encuadernación Wire-o o en espiral las hojas aparecen perforadas y unidas por una espiral doble. La tapa puede ser de cualquier material: papel, cartulina y hasta cartón forrado. Es una encuadernación robusta y tiene la ventaja de que permite mantener el material impreso abierto.

Por último, tenemos la encuadernación más económica, la grapada. Solo hay que agrupar las hojas en dípticos formando un único cuadernillo y graparlas en el centro. Se utiliza para impresos con un número limitado de páginas, normalmente de 8 a 36, aunque pueden ser más. Esta encuadernación sacrifica la estética, pero es muy útil para folletos o catálogos con una vida útil corta.

Sea cual sea la encuadernación que escojas, no dudes en pasarte por Copias Cosmar. Nuestros especialistas en encuadernación de libros estarán encantados de asesorarte.